El turismo se blinda con primer pacto de recuperación segura

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: martes 1 de diciembre de 2020

La cumbre “Poniendo en Marcha la Recuperación del Turismo Internacional” vio nacer el primer acuerdo mundial para la reactivación del turismo seguro en época de pandemia. España acogió el evento y confirmó su compromiso con la iniciativa.

Con la meta de establecer protocolos de bioseguridad y compromisos para reiniciar los viajes internacionales de forma segura, diferentes representantes del turismo mundial firmaron el “Pacto de La Palma” durante una cumbre convocada por el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC).

El evento, realizado virtualmente este lunes 30 de noviembre y en que España fue el país anfitrión, contó con la participación de la Organización Mundial del Turismo (OMT), líderes del sector público y privado de 95 países y alrededor de 100 empresas turísticas a nivel internacional. Su nombre: “Poniendo en Marcha la Recuperación del Turismo Internacional”.

Se trata de la “primera vez que los sectores público y privado se comprometen a trabajar juntos por la recuperación del turismo global”, según la ministra de Industria, Comercio y Turismo española, María Reyes Maroto.

Declaración de La Palma: compromiso colectivo para un turismo seguro

En la cumbre virtual, los líderes del G7, España, Corea del Sur y Australia, rubricaron la “Declaración de La Palma”, un pacto cuyo nombre hace referencia a la isla de Canarias que actuó como anfitriona y que involucra una serie de medidas sanitarias y económicas conjuntas para potenciar la industria turística de una forma segura.

Entre sus principales recomendaciones se incluye la adopción de protocolos internacionales para la implementación de pruebas de la COVID-19 en llegadas y salidas de los terminales.

El Consejo Mundial del Turismo citó el ejemplo de las propias Islas Canarias en España como un ejemplo exitoso de la eficacia de estas pruebas preventivas.

De acuerdo a Maroto, este tipo de medidas de control sanitario son un “instrumento eficaz y disponible para la mayoría de la población" y podrían llevar a prescindir de las cuarentenas.

Tal y como adelantó Visa Europa hace unos días, este es justamente el enfoque que tanto IATA como gobiernos locales quieren dar a las medidas frente a la pandemia, con el fin de contrarrestar su impacto en la industria y así restablecer las operaciones turísticas.

Flexibilizar y ajustar los viajes internacionales a la pandemia

El Pacto de La Palma propone además establecer corredores internacionales para viajes de turismo o negocios entre países que cuenten con situaciones epidemiológicas similares.

De igual manera, se propuso a empresas del sector adaptar las condiciones de viaje a la pandemia, por ejemplo, flexibilizando las condiciones de pago, los cambios de fecha en los vuelos u ofreciendo productos asequibles para incentivar los viajes.

Por último, se acordó la promoción “de una industria más inclusiva y resiliente” mediante el fortalecimiento de las prácticas de sostenibilidad en el turismo mundial.

España: “la prioridad es el reinicio de los viajes”

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, inauguró el evento reiterando el compromiso del país con el sector y enfatizó en que “la prioridad es posibilitar el reinicio de los viajes internacionales”.

Para ello, Sánchez cree que se deben emplear nuevas herramientas disponibles “como pruebas de diagnóstico más accesibles y fiables para que los viajes internacionales garanticen la seguridad”.

Asimismo, vaticinó que las medidas acordadas en la cumbre “beneficiarán a millones de familias y empresas de todo el mundo”.

Aprovechó para recordar que la pandemia representa “una oportunidad para modernizar el sector turístico internacional y hacerlo más inclusivo, accesible y sostenible, y para difundir mejor la riqueza”. Una propuesta que comparte la OMT con la implementación de un “Código Internacional para la Protección de Turistas”, el cual se presentará en los próximos meses.

Noticia Anterior Siguiente Noticia

Comprobar requisitos