Requisitos para viajar de Canadá a Europa

Visa europea para ciudadanos con pasaporte canadiense

Con la entrada en vigor de la autorización de viaje ETIAS a partir de 2021, el proceso de entrada a Europa para ciudadanos canadienses cambiará. Aquellos viajeros procedentes de Canadá deberán tramitar este permiso para poder desplazarse libremente por cualquiera de los 26 estados miembros de la Zona Schengen.

ETIAS se convertirá en un requisito obligatorio para viajar a Europa desde Canadá. Serán más de 60 los países elegibles que deban acogerse a este Sistema Europeo de Información y Autorización de Viaje (SEIAV) que va a reforzar la seguridad fronteriza en las entradas de ciudadanos extranjeros a Europa.

Seleccione su destino

Consulte los requisitos de viaje a Europa con pasaporte canadiense. A partir de 2021, Canadá será un país elegible para solicitar en línea el permiso ETIAS.

Visa para viajar a Europa desde Canadá

A la hora de visitar Europa o los países del Área Schengen, los turistas canadienses no requieren de un visado Schengen.

Está situación cambiará si la estancia es superior a los 3 meses o los motivos del viaje están entre los siguientes:

  • Trabajar en Europa o en los países no europeos del Espacio Schengen
  • Cursar estudios de algún tipo en la UE o países Schengen por más de 3 meses
  • Establecer residencia en la Unión Europea o territorio Schengen

A partir del año 2021, con la entrada en vigor de la autorización de viaje ETIAS para Canadá, será obligatorio para los canadienses la tramitación de este documento para viajar por turismo o negocios a la UE.

Validez del pasaporte canadiense para viajar a la UE

Las exigencias de pasaporte de la visa de turismo Schengen y la autorización de viaje ETIAS son prácticamente las mismas.

En los dos supuestos, el ciudadano canadiense deberá contar con un documento de identidad ciudadana con una vigencia mínima de 3 meses respecto a la finalización de la estadía en cualquiera de los países ETIAS. Ahora bien, cada país podría imponer sus propios requisitos, llegando a ampliarse este plazo de validez hasta los 6 meses.

Será muy importante cumplir con este requisito o, de lo contrario, el turista podría tener que acatar algún requerimiento o control extra, e incluso ver denegada su entrada en el Espacio Schengen.

Viajar a Europa desde Canadá a partir de ETIAS

A partir de 2021, el principal requisito para visitar Europa desde Canadá será solicitar el permiso ETIAS. Esta visa europea permitirá a los turistas canadienses desplazarse sin ningún problema por cualquiera de los 26 países que configuran el Área Schengen.

Cuando la visa ETIAS para Canadá haya entrado en vigor, todos los ciudadanos que pretendan visitar la UE por motivos de turismo o negocio, requerirán contar con este permiso electrónico.

Este nuevo proceso de entrada a Europa ofrecerá al turista canadiense la posibilidad de viajar por Europa y los países Schengen con el único requisito de aplicar en línea este permiso. El período de validez de la autorización ETIAS será de hasta 90 días consecutivos por un periodo de 3 años desde la aprobación de la misma.

Tramitar ETIAS desde Canadá

Aquellos ciudadanos canadienses que deseen viajar a Europa por un corto espacio de tiempo deberán solicitar la autorización ETIAS en línea. Para hacerlo, deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • Contar con un pasaporte electrónico canadiense con una validez de, al menos, 3 meses respecto a la estancia prevista en Europa
  • Tener una tarjeta de crédito o débito para completar el pago de la tasa establecida
  • Aportar una dirección válida de correo electrónico para tramitar y recibir la aprobación de ETIAS Canadá

Este proceso será rápido y sencillo, al mismo tiempo que estará al alcance de todos los canadienses elegibles para solicitarlo. Este proceso de tramitación se ha diseñado para que pueda realizarse en apenas 10 minutos, algo que dependerá exclusivamente de la agilidad del interesado a la hora de cumplimentar el formulario.

Es necesario remarcar que la autorización de viaje ETIAS para canadienses no garantiza la entrada en Europa. Esta decisión corresponderá a las autoridades fronterizas de cada país en el momento de la llegada.