Tipos de Visa Schengen

La visa Schengen es una autorización condicionada que otorga el Espacio Schengen a viajeros elegibles para entrar en su territorio.

Hay varios tipos de visa Schengen, y cada una tiene un propósito diferente. Se deben tramitar en una embajada o consulado de un país miembro de la Zona Schengen.

Visa Schengen

¿Cuántos tipos de visa Schengen para Europa existen?

Actualmente existen 4 tipos de visa Schengen para Europa. El tipo de visa que un visitante extranjero ha de solicitar depende de la naturaleza de su viaje y el tiempo que desee quedarse en el Espacio Schengen.

Los tipos de visa Schengen se clasifican así:

  • Visa Schengen A
  • Visa Schengen B
  • Visa Schengen C
  • Visa Schengen D

Un gran número de viajeros extranjeros suelen solicitar la visa Schengen de turista, para estancias de hasta 90 días en un período de 180 días.

Por otro lado, existe una visa Schengen para negocios. Con este tipo de visado se pueden realizar algunas actividades empresariales. La estancia máxima también será de 90 días.

Dos de los tipos de visa actuales se pueden tramitar con motivos de tránsito, pero con condiciones distintas.

La visa Schengen C, que es una de las más comunes, se puede utilizar para entrar en cualquiera de los 26 países que forman el Espacio Schengen, además de 3 microestados (el Vaticano, San Marino, y Mónaco).

Visa Schengen tipo A

La visa Schengen tipo A se solicita para tránsito aeroportuario. Este visado autoriza a su portador permanecer en la zona internacional de un aeropuerto en el Espacio Schengen. Sin embargo, no se puede salir del aeropuerto.

La visa tipo A para Schengen se ha de tramitar cuando un ciudadano necesita viajar entre países que no forman parte del Espacio Schengen, pero tendrá que hacer escala en un aeropuerto de este territorio.

Visa Schengen tipo B

La visa Schengen tipo B también es una visa de tránsito. A diferencia de la visa de categoría A, el visado tipo B autoriza a su portador salir del aeropuerto y permanecer en el Área Schengen por un período máximo de 5 días.

Visa Schengen tipo C

Este tipo de visa se conoce también como visados uniformes o de corta duración. Esta visa es la que se solicita con mayor frecuencia para viajes de turismo y negocios.

La visa Schengen tipo C se divide en 3 categorías diferentes:

  • Entrada única
  • Entrada doble
  • Entrada múltiple

Las categorías de visa afectan la validez de la visa y cómo pueden utilizarse.

Visa Schengen de entrada única

La visa Schengen de entrada única sirve para un único viaje al Espacio Schengen. Otorga una estancia de hasta 90 días en los países miembros. Una vez se ha salido del Área Schengen, el visado de entrada única ya no será válido para volver a entrar.

Visa Schengen de entrada doble

Una visa Schengen tipo C, de entrada doble, autoriza a su portador dos entradas en el Espacio Schengen, antes que expire la visa.

Después de la segunda salida del área, la visa ya no podrá utilizarse en viajes futuros. Se tendría que solicitar nuevamente otro visado.

Visa Schengen de entrada múltiple

Un titular de una visa Schengen de entrada múltiple puede entrar y salir del Espacio Schengen cuantas veces desee por un máximo de 90 días, dentro de un período de 180 días.

En caso de obtener esta visa, se debe tener en cuenta que el número total de días se calcula sumando la duración de cada estancia.

Visa Schengen tipo D

Una visa Schengen tipo D no puede solicitarse para viajes de corta estancias. Este tipo de visado se debe tramitar para estancias de larga duración.

Una visa D para Schengen autoriza al portador estudiar, trabajar, o residir en los países del Área Schengen durante un período superior a los 90 días. La visa D puede ser de entrada única, o de múltiples entradas. Esto dependerá de la situación individual de cada extranjero.

Por otro lado, la visa Schengen D es obligatoria para todos los extranjeros que deseen permanecer en Europa por más de 90 días. Si bien ciudadanos de más de 60 países pueden visitar el Espacio sin necesidad de una visa, tendrán que tramitar la visa D para estancias largas.

¿Cuántas veces se puede entrar en Europa?

El número de veces que se puede entrar en Europa como extranjero depende de la nacionalidad del viajero. Los nacionales de terceros países exentos de visa pueden entrar en Europa en múltiples ocasiones, para estancias no mayores a los 90 días, dentro de un período de 180 días.

Todos los ciudadanos de países no exentos de visa que desean visitar el Área Schengen, deben tramitar una visa Schengen.

Ya que existen distintos tipos de visa Schengen, el viajero debe asegurarse cuál se ajusta más a sus necesidades antes de solicitarla.

La visa Schengen tipo C es la que se tramita con frecuencia para viajes de ocio o negocios. Este tipo de visa puede otorgar una entrada única, dos entradas, o múltiples entradas.

Visado Uniforme Schengen (USV)

El visado uniforme Schengen (USV) es una visa de corta duración.

Una visa Schengen C y un visado uniforme Schengen son exactamente lo mismo. Es el que se debe solicitar para estancias de hasta 90 días por semestre.

Aunque existe la visa tipo B, muchos viajeros actualmente tramitan la visa C para transitar por el Espacio Schengen de camino a un tercer país.

El USV está regulado bajo la normativa comunitaria. En otras palabras, es una política común de visado que se legisla bajo la Comunidad Europea.

Un visado uniforme Schengen será válido para entrar en los 26 países miembros de la región.

Cuando el extranjero tramita su visa Schengen lo ha de hacer desde el consulado o embajada del país de destino principal, donde el candidato espera pasar más tiempo, o en el que se llevará a cabo la finalidad principal del viaje.

Visas de validez territorial limitada (LTV)

La visa de validez territorial otorga a su titular la entrada a un único país del Espacio Schengen. Esto quiere decir que esta visa no es válida para moverse libremente por Europa.

Este visado no autoriza la entrada a otros países que forman parte del Acuerdo Schengen. Tampoco se autoriza el tránsito entre países de la zona.

Un portador de una LTV no podrá visitar ningún otro país Schengen a menos que haya sido autorizado durante el proceso de solicitud de visado.